Navidad 2020. ¿Cuál es tu propósito?.

Estas navidades me gustaría felicitarte con un anuncio que me ha inspirado: Take Care of Yourself / Doc Morris Christmas Advert 2020Es posible que lo hayas visto ya. Sin embargo, te invito a que lo hagas con una mirada diferente.

La mirada de quien se ocupa de lo que realmente importa en la vida. Y para eso, es necesario conectarse con el PROPÓSITO que cada uno tenemos en cada momento.

Te animo a que des respuesta a esta pregunta: ¿Cuál es tu propósito?.

Elige aquél que te motive, que te mueva, como al protagonista del anuncio, que ha estado todos esos meses ejercitándose en casa para aupar a su nieta y ayudarle a poner la estrella de Navidad en el árbol. Y a pesar de las adversidades, de sus limitaciones, y de las circunstancias, el abuelo lo logró.

“Para que te ocupes de lo que realmente importa en la vida”.

"Bizitzan benetan garrantzitsua dena zaindu dezazun"

"So you can take care of what matters in life"

Desde PSQ, cuenta conmigo para explorar tu propósito

Ya ha pasado más de un mes (1/05/2020)

Revisaba mis notas escritas durante estos días, y comprobaba que ya hace más de un mes que no publico una nueva entrada. 
Son varias las hipótesis que he manejado. A ver si coincidís con alguna de ellas.

  1. El hecho de escribir cada día resultó ser un ejercicio a modo de "diario de mi realidad". Ayudaba a convivir con la situación.
  2. Servía como sugerencias de acciones para realizar en ese mes de marzo 2020. Ayudaba a mi misma y a otras personas.
  3. La falta de costumbre de escribir diariamente. Me ha confirmado que no siempre es fácil mantener este hábito. Y la dedicación que requiere.
  4. Estar en el acting de hacer y hacer, como efecto contenedor. Adecuado durante la primera parte del confinamiento. 
  5. Encontrar la calma en otras actividades (deportivas, recreativas, de acompañamiento profesional, de aprendizaje, formativas, familiares...y un largo etc)
  6. Dejarme estar en la pausa, entendida de en el decidir voluntariamente "no hacer, y sí estar estando". ¿lo has probado?. No es tarea sencilla.
  7. Estar en el "duelo" de la pérdida de otro estilo de vida. Y trabajar en la aceptación de nuevas formas de relacionarnos con nosotras mismas y con los demás.
¿Con cuál te quedas tú?

Yo, sinceramente, con un mix de cada una de las hipótesis expuestas.

Es momento de recuperar esas notas escritas de reflexiones, ideas, emociones generadas durante este último mes. Quiero compartirlas.



¿Con que frecuencia?.
Tengo claro que no será diario. Pues como he comprobado con diversos clientes, el mantener el ritmo de actividad en todos los ámbitos, puedes ser hasta generador de saturación, y de pérdida de frescura.
Si me planteo que la frecuencia sea semanal. Un objetivo SMART (específico, medible, alcanzable a la vez que ambicioso, realista y con temporalidad).

Iremos viendo. Pues son tantas las reflexiones que quedan sin ver la luz. 

Seguimos avanzando

Noelia San Emeterio






La Vulnerabilidad en tiempos de COVID 19 (25/03/2020)

Muchas son las personas (amistades y familiares) que agradecisteis el post de ayer, en el que publicaba una de esas cartas anónimas (por cierto, ¡Gran iniciativa!) que está llegando a cada hospital.
Gracias a vosotros por leer el blog y por valorar las emociones que salen de dentro. Es una oportunidad para expresar, para mostrar qué sentimos.

No estamos preparados ni acostumbrados a expresar esa parte interior, que muchas veces, preservamos, para no sentirnos vulnerables.

Escuchaba ayer o antes de ayer al actor Antonio Banderas, que aquí y ahora, TODOS y TODAS nos sentíamos VULNERABLES.

Una palabra que nos asusta y nos genera inseguridad, y para la que no estamos entrenados. Pues, habitualmente, la negamos, o la apartamos del camino. Pues la vulnerabilidad puede resultar incómoda.

¡Qué oportunidad más grande tenemos ante nosotros! ¿No os parece?

Sin embargo, algun@s profesionales a los que acompaño me suelen decir: “Noelia, no es momento de mostrar mis debilidades. Tengo que ser fuerte y mostrarme entero ante ellos, porque si no, ellos se caen”.
Y me pregunto: ¿Lo hacen por ellos o por sí mismos?.

Es cierto que, hoy, aquí y ahora, los equipos necesitan un líder-guía que muestre el camino (aunque el camino sea incierto), que dirija sus pasos (aunque cada cual sabe de su ROL en el equipo), que les transmita que sean responsables con #YoMeQuedoEnCasa, equilibrándolo con las responsabilidades de su actividad profesional-empresarial. (Cuestión que a veces puede resultar complicada)

Sin embargo, el camino para lograr este equilibrio complejo es mostrarse humano. Transmitir que sientes lo que ellos sienten, para pensar lo que ellos sienten, y sentir aquello que ellos piensan. La famosa EMPATÍA.
Y dentro de esta empatía, probablemente, aparezca la vulnerabilidad.
NO desde la creencia de que es una debilidad, si no, desde la vulnerabilidad bien entendida.

Por eso, se hace necesario en estos días en las videollamadas de trabajo:
  1. Comenzar con “¿Cómo estás?, ¿cómo estáis? (Refiriéndose a la persona y su familia)”.
  2. Plantear un modo de trabajo responsable, en el que cada cual se haga cargo de los temas que tiene entre manos. Y que sea la persona colaboradora la que reporte, pregunte, o sugiera. Cuando digo plantear, me refiero a PEDIR.
  3. Transmitir mensajes claros (dentro de incertidumbre) que desde la Corporativa se hayan consensuado (el servicio a cliente, negociación de plazos, etc…los “límites o márgenes de maniobra”). Los equipos necesitan cierta claridad en esta niebla tan profunda.
  4. Centrarse en el AQUÍ y AHORA.
  5. Trasladar un mensaje de NECESIDAD DE ALTA ADAPTABILIDAD, comprendiendo que muchas veces tenemos personas en el equipo resistentes a los cambios, e incluso el propio líder puede ser algo rígido. PERO es momento de COMPRENSIÓN. Es una oportunidad de estar juntos en el mismo barco. De hecho, un líder tendente a la rigidez, en estos momentos, tiene la posibilidad de dar un paso adelante: Entiendo que la situación es compleja, para todos y todas. Puede que sintamos que no controlamos muchas de las variables, y eso nos hace estar incómodos, con cierto miedo a cometer un error, al no saber qué ocurrirá. Lo sé, soy consciente, y como sabéis soy una persona que me gusta tener los temas en orden, controlados. Sin embargo, ahora es el momento de centrarnos en aquello que depende de cada uno de nosotros. (ejemplos: estar cerca del cliente; llamarle para trasladarle la situación; coopensar juntos alternativas, etc…)
  6. Y MUY IMPORTANTEreforzar el esfuerzo de las personas en esta situación. Es posible que este punto es el que más nos cueste. Pues estamos poco entrenados, y por otro lado, puede entrarnos la duda de si estará haciendo el trabajo o no (pues esto del teletrabajo es un invento…). CONFÍA!!! NO es momento de desconfiar. 

Tu energía tiene que estar enfocada en mantener la calma, el equilibrio, 
hacer de “contenedor emocional”. 
(Y si necesitas un contenedor especial emocional, sabes dónde encontrarme)
Seguimos avanzando, hoy al ritmo de la BSO de 



Noelia San Emeterio