¿Cómo gestionar el "NO LOGRO", después de un partido excelente?

Finalmente no pudo ser. El equipo del Athletic Club de Bilbao no pudo conseguir el logro deseado y ansiado por cada jugador, por cada profesional del equipo técnico, y por cada aficionado y aficionada, que seguíamos con ilusión el partido, prórroga y penaltis.
Unos cuartos de final llenos de pasión por el futbol, de profesionalidad y de garra. Pero que no pudo ser.
Y como decía algún periódico “Al compás del colectivo, la brújula del Athletic completó un excelente encuentro, hasta que el mundo se le vino encima cuando falló el penalti y no pudo reprimir las lágrimas.”

¡¡¡¡Sí, Beñat!!! el guía y canalizador de todas las jugadas de la tropa de Ernesto Valverde. El centrocampista de Igorre manejaba los hilos del Athletic cuando atacaba, cada vez más crecido e hinchado de fe cuanto más se acercaba la gesta. Pero todo se volvió oscuro cuando Soria detuvo su penalti y dejó al Sevilla a un paso de la semifinal”.

Una vez mas Valverde manejó la situación con naturalidad, con coherencia, resaltando las fortalezas de un gran jugador. Manifestaba que "Beñat falló el penalti, pero ha sido el mejor"
Y aseguró que "Ha sido el mejor jugador de la eliminatoria”. Y afirmaba que “Estamos muy contentos de que esté con nosotros aunque siga fallando penaltis”.
A veces ocurre que tienes un profesional en tu equipo que, habitualmente, da buenos resultados, hace jugadas maestras y logra resultados extraordinarios. Sin embargo, un día, en un momento determinado no logra lo esperado. Me pregunto si esa circunstancia le hace menos valioso, o menos importante dentro del equipo.
Unas declaraciones de estas características definen una vez mas un estilo, un liderazgo por parte del entrenador, digno de admirar. 
Lo cierto es que es muy habitual encontrarnos con estos pensamientos dentro de los equipos en las organizaciones. Y ese es el momento en el que un líder necesita priorizar a la persona, para seguir confiando. Pues se trata del mismo profesional que durante años ha logrado resultados extraordinarios, convertidos en beneficios para la organización.

Te invito a que reflexiones sobre cómo gestionas tú estas situaciones de “no éxito”. Y que tengamos presentes los comportamientos de un entrenador como Ernesto Valverde, que destaca la labor de su jugador, y que confía, y sigue confiando. 
Y estará trabajando en lograr recuperar el estado anímico de su jugador, haciéndole ver los logros que ha alcanzado durante toda la temporada (con un Beñat director de orquesta de la sintonía de un Athletic armonioso que juntos crean melodías en cada partido).

Te propongo un lema para esta semana, y si te funciona, acógelo para las siguientes: Centra tu atención en aquello que te suma, en aquello que aporta valor, y poténcialo!, tanto en ti como en tu gente...¿qué te parece?
  



El abrazo de Valverde a Muniain en una tarde agridulce. ¿Cómo gestionamos el error en nuestro equipo?

El pasado jueves estaba viendo el partido entre el Athletic Club de Bilbao y el Sevilla, disputándose los cuartos de final de la Europa League.
No hace falta haber visto el partido para leer este post, pues los medios de comunicación se hicieron eco del partido en titulares del estilo:

El Athletic se hunde solo
UN GRAVE ERROR DE MUNIAIN EN LA FASE MÁS FAVORABLE DE UN PARTIDO MUY REÑIDO VOLTEA EL SIGNO DE LA ELIMINATORIA Y DEJA AL SEVILLA CON PIE Y MEDIO EN LA SEMIFINAL DE LA EUROPA LEAGUE.

Una errónea cesión de Muniain marca la diferencia
Los leones se adelantan en el marcador por medio de Aduriz a pase del capitán rojiblanco
Kolo aprovecha el fallo del navarro para empatar e Iborra completa la remontada

El calamitoso error de alevín de Muniain que lo cambió todo.

Después de leer estos titulares, ¿qué sensaciones te producen?. ¿qué conclusiones sacas?. ¿con qué información te quedas?...

Efectivamente,Iker Muniain y un error (grave, calamitoso….).
Pocos destacan el pase de gol (ingenioso, certero,..) que Muniain realiza para que Aduriz remate con acierto y se adelante en el marcador.

“Es un error significativo en estos partidos”, como señaló Ernesto_Valverde en rueda de prensa, “pero bueno, ¿quien no ha cometido errores?. Estamos algo tocados, él especialmente, pero nada que no se pueda superar”.

El entrenador del Athletic Club, Ernesto Valverde, es consciente de la dificultad tras perder en casa contra el Sevilla. Pero apuesta por llevar a su equipo a la búsqueda de la remontada.
Valverde muestra, una vez mas, el talante de los jugadores de este club, que no tirarán la toalla tan fácilmente.

Para ello Valverde destaca las fortalezas de su equipo: el cómo en otras ocasiones han superado resultados adversos, la actitud de afrontar los partidos con la idea de ir hacia delante; el arropar a un jugador que es capaz de dar lo mejor de si con ese pase de gol y las innumerables ayudas defensivas que genera, así como provocar faltas para potenciales oportunidades de gol,...

En rueda de prensa, Valverde resaltó la acción de Muniain en el gol de Aduriz y explicó que el atacante estaba muy tocado pero que todos están “expuestos a errores”.
“No sólo hay que hacer visible ese error, sino que hay que ver la respuesta que le damos. Tiene el mismo valor que haber dado un centro tocado justo al sitio en el que no estaban los centrales del Sevilla para marcar el primero”, dijo resaltando la acción del futbolista

Es curioso, al mismo tiempo, en la misma tarde, un jugador puede cometer un error, un error que parece que le catapulta en los medios de comunicación. Pero NO para su equipo y menos para su entrenador, que cuando realiza el cambio, se da una escena en el campo que para mi, no pasa inadvertida.

Es el abrazo, el abrazo de Valverde a Muniain. El abrazo humano de un entrenador que también está dolido por lo ocurrido, pues para él son importantes los resultados (nos miden por ello). Pero es capaz de priorizar a través de un abrazo a su jugador, que camina abatido hacia el banquillo.

Para mi es la escena del partido, el acierto de un entrenador (Valverde) que trata de consolar a su jugador (Muniain) con un abrazo en el que le transmite confianza, amor, cercanía, comprensión…

Esta escena me ha llevado a escribir este post, pues ¡cuantas veces nos encontramos en el día a día en las organizaciones, con situaciones similares!

Recientemente me comentaba un amigo, que un compañero de su equipo había cometido un error (de ámbito burocrático) que había dado lugar a perder a un cliente. Y el resultado ha sido: despido directo.
Despido a un profesional que durante años ha traído negocio y conseguido captar muchas cuentas, que han aportado beneficios a la organización.

Las reacciones son muy diferentes. ¿verdad?.

Me encuentro reacciones muy habituales, de dejar de confiar en el colaborador/a; y de retirarle de ese proyecto.
Así como un vacío emocional, generador de distancia, que parece que sólo se volverá a reencontrar cuando la persona logre un resultado extremadamente extraordinario.

Y me pregunto, ¿esa situación de distancia, tensión, desconfianza….es la mas favorable para que la persona colaboradora vuelva a mostrar su mejor versión?.


Prefiero la forma de gestionarlo de Valverde: confiar, confiar y confiar.
Analizar lo ocurrido, y conversar sobre ello, para entender y avanzar.
Aprender del error.
Y sobretodo es el momento de destacar las grandes fortalezas del profesional (jugador), y apoyarle.
Y esta es la parte que más nos cuesta. En una situación de este tipo, ¿destacar lo bueno que es??. Me pregunta alguno de mis clientes sorprendido…

Te animo a que reflexiones sobre ¿cómo gestionas TU el error de las personas de tu equipo?.
Si no tuvieras equipo, llévalo a otro ámbito (personal, familiar, deportivo, de amistad,..), y trata de responder a la pregunta de ¿cómo gestionas la situación cuando alguien comete un error?.
Y si te apetece, compártelo en este espacio.
Si bien, el solo hecho de que te hayas formulado esta pregunta, ya es un ejercicio interesante.

Me quedo con las palabras que he leído también estos días, palabras que parecen emerger del legado de Confucio, que dijo aquello de que nuestra mayor gloria no está en no caer jamás, sino en levantarnos cada vez que caemos”.



PSQ en Navidad



En estas fechas, quiero compartir contigo una canción que me aporta energía, ilusión y esperanza.Color esperanza en Navidad y para el 2016

Desde PSQ trabajamos para transmitirte una amplia gama de colores, que iluminen tu camino.
A veces es un camino mas oscuro, otras senderos estrechos, y caminos desconocidos…
Sin embargo, cuando tomas consciencia de que sabes que se puede, y quieres que se pueda, Entonces,…quitas los miedos, los sacas afuera, y decides pintarte la cara de color esperanza y unido a tus emociones, creas las condiciones de tu nuevo futuro.

Quiero desearte una época de Navidad en la que te sientas a gusto, disfrutes a tu manera (la que tu decidas, será la adecuada), y si te apetece, lleves este “Color esperanza” en ti, para que inicies un año 2016, lleno de color.

Seguimos avanzando!

Noelia San Emeterio
PSQ